Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Hoy ponemos punto y final a marzo, el mes en el que el agua es la protagonista de multitud de eventos, debates y acciones en todo el mundo desde que, en 1993, Naciones Unidas declaró el 22 de marzo, Día Mundial del Agua. Han pasado 23 años y la celebración de esta efeméride es cada día más relevante para la sociedad civil, los gobiernos y las empresas.

 

Screenshot_4

La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial, y se prevé que esta cifra aumentará en los próximos años. La escasez de recursos hídricos, la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado influyen negativamente en la seguridad alimentaria, las opciones de medios de subsistencia y las oportunidades de educación para las familias pobres en todo el mundo. Además, impactan de forma directa en el resto de la población, también en las empresas.

Para responder a este reto, los Objetivos de Desarrollo Sostenible mantienen como objetivo número 6 “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible” y Naciones Unidas ha celebrado este 22 de marzo bajo el lema “El agua y el empleo: better watter, better Jobs”.

Actualmente, 1.500 millones de personas, la mitad de los trabajadores del mundo, trabajan en sectores relacionados con el agua. Además, la gestión de recursos hídricos conlleva grandes riesgos y oportunidades para las empresas. Su gestión es una pieza fundamental en las estrategias de Responsabilidad Social Corporativa.

Según un estudio internacional de DNV GL y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI),  alrededor del 70% de las empresas consideran que la gestión del agua es relevante para sus estrategias de negocio. La escasez de los recursos hídricos supone riesgos importantes para las empresas, tanto físicos (escasez, contaminación, aumento del precio etc), como en su reputación o por el aumento de la presión regulatoria.

Por otra parte, una gestión de este recurso acorde a las políticas de RSC aporta importantes oportunidades en la reputación de las empresas, así como ahorros de costes, capacidad de innovación o aumento de la eficiencia.

Si gestionar estos recursos es vital, también lo es su reporting y comunicación. Transmitir qué hacemos en esta materia permitirá que las buenas prácticas desarrolladas impliquen también un proceso de cambio y sensibilización en otros agentes, como nuestros  grupos de interés, la sociedad civil o ¿porqué no? otras empresas.

La celebración del Día Mundial del Agua viene cada año acompañada por múltiples eventos  que suponen una clara oportunidad para generar impactos positivos y propiciar una mejor gestión del agua en las empresas.

Sin ir más lejos, esta mañana el Hub Madrid ha acogido ‘Planeta Agua’, un encuentro celebrado de la mano de Coca Cola en el que expertos de WWF, Naciones Unidas, ECODES y ONGWA han debatido sobre los desafíos y soluciones para la gestión sostenible de este recurso.

La directora de conversación de ECODES, Cristina Monge, ha querido resaltar el punto optimista de la jornada: “el agua también refleja que somos la sociedad del conocimiento; sabemos qué hay que hacer y tenemos los recursos para hacerlo”. Para demostrarlo, tras su intervención, se han expuesto distintas iniciativas innovadoras que están trabajando en la gestión responsable del agua, como la colaboración de Coca Cola con WWF o el trabajo de emprendedores sociales como Ricardo Sagarminaga, fundador de Alnitak; Abel Martínez, fundador de TubEnergy o Leticia Fernández, investigadora de la Royal Military Academy de Bruselas.

Ce3Sw8VW8AAIWKWCe3FiJ9WsAAo4D_Ce3NUtWWAAAfxQO

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone
Equipo de RSE de LLORENTE & CUENCA